La maduración de la manzana

publicado en: Elaboración sidra | 0

Todos los años cuando llega el mes de septiembre y nos preparamos para la recogida de la manzana para su posterior mayado, nos planteamos si ya están en su punto exacto de maduración.

Dependiendo de la climatología, la zona geográfica o el tipo de manzana nos podemos encontrar con distintas fases de maduración en el fruto. Aunque el periodo de recogida suele comenzar en septiembre, se puede prolongar hasta el mes de noviembre.

Una manera muy sencilla para comprobar si la manzana está suficientemente madura es partirla a la mitad y obrservar el color que presentan las pepitas. Si estas están negras ya está suficientemente madura.

Otro método para saber la maduración es el llamado Test de Lugol. Se realiza de la siguiente manera:

Se parte una manzana en dos mitades y se le echa una disolución de yodo. Si se ponen las dos partes completamente negras la manzana ya está para mayar. Si sólo se ponen negros los bordes quiere decir que todavía posee mucho almidón. El yodo colorea el azúcar pero no el almidón. Con el paso del tiempo y la maduración de la manzana, el almidón se convierte en azúcar.

En éste Test que hemos hecho, se puede ver la primera manzana de la izquierda que es la original sin ningún tratamiento, la del medio que sólo presenta coloración por los bordes y que por lo tanto no está suficientemente madura y la última mitad que si presenta la maduración necesaria para ser recogida.

Esperamos haber sido de ayuda con este consejo de Haciendosidra.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *